martes, 10 de mayo de 2011

¡¡A poner manos a la obra!!

Cuando me conecto a Internet, esta me "atrapa". Sin darme cuenta puedo pasarme horas seguidas "saltando" de un blog a otro, aprendiendo un poco más de cocina, decoración, moda, literatura, cultura japonesa, artes manuales...Me encanta ver, apreciar las fotografías, asimilar nuevas ideas, pero...¡¡Nunca las pongo en práctica!!

Definitivamente me he vuelto una "recolectora" o "coleccionista" de ideas y curiosidades en la red pero, no precisamente predico lo que veo. Por ejemplo, en cuanto a la cocina, me encantan las atractivas fotografías de platillos y los blogs culinarios, sin embargo, en lo personal muy pocas veces me asomo por la cocina y solo participo en la parte final del proceso (es decir, ¡¡solo participo de comer!!).

Similar me sucede con la decoración de interiores. ADORO (así, con letras mayúsculas) los blogs en donde maravillosas amas de casa nos muestran la forma en que decoran su hogar y organizan espacios. Visito una y otra vez esos blogs, copio las imágenes que me podrán ofrecer inspiración en el futuro pero, tal y como ustedes se imaginarán...¡¡Sigo sin poner en práctica lo que veo!!

Pero ahora que ya escribí sobre mi inacción, prometo solemnemente poner manos a la obra (algún día del futuro cercano) y empezar a mejorar mi "habitat". Y para hacerlo, me encantaría tomar como referente la estética de la casa que se nos presenta en el blog "Herz Allerliebst" del que he extraído las siguientes imágenes:





Creo que no hay mejor forma de brindar alegría y color a un espacio, que el usar flores.






Otro maravilloso ejemplo sobre cómo usar flores: Basta con utilizar un frasco sencillo y unos tulipanes preciosos.





Un plato, unas velas, una maceta que pareciera ser para un jardín interior, un poco de musgo y flores de color bellísimo.






Blanco sobre blanco.







Interesante combinación de figurillas que representan un hábitat silvestre, un nido, una jarra y una flor.






Las flores no son el único el recurso natural que sirve para la decoración del hogar.










Rojo y blanco.






De nuevo, rojo y blanco. Así como la reinvención utilitaria de un producto para la conservación del pan.







Precioso







El tema marino tampoco puede faltar.






El tema de las pajareras cada día se pone más de moda.






La comida, si se prepara con amor y con gran sentido de la estética, también puede ser un excelente elemento decorativo