miércoles, 13 de abril de 2011

¡Calcetines para utilizar en los aeropuertos!

Estoy leyendo el libro "Mi país inventado", de Isabel Allende. Me encantá esta escritora. Un libro me lo puedo leer "de un sentón", sin pena ni remordimiento, saltándome los tiempos de comida, las horas de sueño y las obligaciones cotidianas.


Su prosa es ligera y aguda, precisa y humorística. Cadá dos o tres párrafos encuentro algo que me desternilla de la risa, y al finalizar el libro, no dejo de pensar que me encantaría escribir como ella, lo cual me hace preguntarme cómo descubrió, desarrolló y cultivó su talento.


En "Mi país inventado" (cuando lo termine redactaré un comentario al respecto) creo haber encontrado dos de las claves tras el talento de esta escritora: En primer lugar, solo escribe de lo que conoce, de lo que apela a su sensibilidad, de los recuerdos que aunque difusos y probablemente no totalmente verídicos se han enraizado a su memoria; segundo,para ella la escritura es un ritual diaria, una actividad cotidiana que cultiva con placer y disciplina (escribe cartas a su madre continuamente, ha escrito diarios personales y dice ser una fanática del género epistolar).


Así que, emulando los pasos de esta escritora tan querida por toda Latinoamerica y el mundo, prometo solemnemente escribir aunque sea un párrafo diariamente. Y bueno, con tal fin no hay nada mejor que tener un blog en línea y constantes visitantes que leen todo lo que colocó en él. Así que, pasando radicalmente del tema de la literatura al de la estética kawaii (y como me he propuesta escribir diariamente, por lo menos un trocito de texto), hoy les voy a hablar sobre mi nuevo descubrimiento en la web. ¿Se recuerdan de la tienda "Artbox"