domingo, 20 de marzo de 2011

Cosas maravillosas

La vida está hecha de las grandes oportunidades y de los pequeños detalles. De la tragedia y el llanto y de la alegría y del estupor que producen las sorpresas inesperadas, pero agradables. La vida está conformada por zonas oscuras, por errores incalculables, por destrozos emocionales, por fantasmas del pasado, por heridas sin cicatrizar. Pero también está tejida con los retales de magníficos eventos, de descubrimientos asombrosos, de días de sol con la familia, de risas infantiles, de recuerdos y cartas guardadas para revivir buenos tiempos...La vida, a pesar de todo, está hecha de grandes cosas. Lamentablemente, a veces lo olvidamos. Y en eso me incluyo. También yo olvido a veces que la vida está hecha de pura maravilla y placer, de encanto y de diversión.

En ese sentido, tengo que agradecer al blog "1000 awesome things" en el que su autor, cada día, nos presenta algo maravilloso por lo cual agradecer a la vida. Nos habla del placer de las sábanas limpias, de restregarse los ojos después de un día de arduo trabajo...esos pequeños placeres diarios.

Ha sido tanto el éxito de este blog que su autor ya escribió un libro (lastimosamente, hasta donde yo sé, solo hay versión en inglés), el cual se titula "The book of awesome" (hace poco también lanzó su segundo libro "The book of even more awesome").



Bien, así que como he sido gratamente inspirada por este apasionante blog, de ahora en adelante, podrán encontrar de vez en cuando mi propio listado sobre las cosas que para mí constituyen verdaderos placeres diarios, así como una especie de tributo a esta filosofía de vida e innovadora propuesta que permite llevar un poco más de luz, esperanza, confianza y alegría en medio de realidades no precisamente perfectas.

Así que los invito a que hagáis lo mismo en sus blogs, de manera que podamos brindar una sonrisa y aliento a todos aquellos que nos visitan.