domingo, 11 de diciembre de 2011

Curiosidades sobre "Lo que el viento se llevó"

(...) Muchos son los elementos que han hecho de esta película un mito. Frases como "A dios pongo por testigo que nunca volveré a pasar hambre" o "Francamente, querida, me importa un bledo" son ya parte de la cultura popular, pero no menos son las curiosidades que rodearon la producción de este clásico.




Tardó 140 días en rodarse, tuvo cinco directores diferentes (aunque sólo Victor Fleming aparece en los créditos, y podría decirse que el que dirigía en la sombra era el propio Selznick), 15 guionistas, un presupuesto fuera de lo habitual y su 'casting' fue quizá la primera operación de promoción encubierta en la historia del séptimo arte. Y es que para la elección de la protagonista se convocó a 1.400 aspirantes, algo que generó mucha expectación en los medios de comunicación. He aquí la treta, porque la actriz ya estaba elegida de antemano.


A pesar de no convocar un 'casting' público real, no fue nada fácil encontrar a Vivien Leigh (Scarlett). De hecho, las secuencias del incendio de Atlanta (para las que se utilizaron decorados de 'King Kong' o 'El último mohicano') se rodaron sin haber elegido todavía a la protagonista. Es por eso que Scarllet huye con el rostro cubierto, al tratarse de una doble.


Otro hito de este título fue que Hattie McDaniel (Mammy en la cinta) se convirtió en la primera actriz negra en ganar un 'Oscar', uno de las ocho estatuillas que otorgó la Academia a la película nacida del empeño de Selznick. Un palmarés solo superado por 'Ben Hur' 20 años después. El reconomiento para McDaniel no reparó el disgusto de la actriz, que no fue invitada al estreno de la película en Georgia por las leyes racistas que regían el estado norteamericano.


Su éxito se prolongó durante mucho tiempo. La película se mantuvo en cartel cuatro años en las salas de Londres. Y así en medio mundo. Una señal de que cada nación o cada tribu vio en la película el reflejo de su propia lucha contra la dominación del opresor. Aunque 70 años después sigue siendo un filme de dudosa moral que celebra la esclavitud de la raza negra.



Lea el artículo completo aquí.