jueves, 16 de junio de 2011

Casas bonitas

Hace algunos mese estuve leyendo libros sobre decoración e interiorismo y en la mayoría de ellos se mencionaba la importancia de la luz como uno de los elementos primordiales para dar vida a una estancia y para hacer que una casa cobre vida y se convierta en un lugar habitable y atractivo.

Creo (y esto lo he mencionado más de una vez con anterioridad) que quien ha seguido mi blog por más de dos meses habrá podido percibir cuál es uno de mis grandes sueños: Comprar una casa. Estoy muy, muy lejos de cumplir ese deseo, estoy tan lejos de cumplirlo como sea posible de imaginar. Sin embargo, no dejo de soñar con vivir en una casa pequeña, pero confortable; en donde tenga mi propia habitación, pueda disfrutar de privacidad y de contemplar el cielo como si fuese más grande que el pequeño trozo que puedo contemplar desde la que ahora es mi casa.

A veces creo que hasta que tenga cincuenta años podré cumplir este deseo. Hasta entonces. Hasta cuando ya solo me queden unas pocas decenas de años para poder disfrutar de lo que se siente tener un espacio propio, un espacio que refleje quién soy, que sea como un museo de mis aficiones y gustos, que sea reflejo de mí.

Mientras ese día llega, he recolectado de Internet algunas ideas que me gustaría aplicar en la casa de mis sueños, una casa que, tal y como recomiendan los libros de interiorismo, espero que esté llena de luz. Por si algún día llega el momento, aquí los dejo con las imágenes...




Me encanta la idea de incluir ventanas en los dormitorios. Me imagino despertar todos los días en una cama así y sentir agradecida, como el sol me despierta con su luz.




Una mesa donde estudiar. Una mesa donde discutir de las cosas importantes de la vida, de los proyectos, de los planes para el futuro mientras toda la vida transcurre alrededor.



Leo mucho, mucho, mucho. Así que un espacio para leer no me caería nada mal.



Adoro esta estancia. Me encanta el espejo y cómo hace que el cuarto se vea más grande y me fascina la enorme ventana.