miércoles, 2 de mayo de 2012

"1000 trucos para diseñadores gráficos"

Uno de los últimos libros que estoy leyendo (y que todavía no termino porque estoy ocupadísima con una gran cantidad de actividades de mi trabajo) es "1000 trucos para diseñadores gráficos" (ver la portada que a continuación presento).
Si bien es cierto no soy muy afecta a ese tipo de libro cuyos títulos tengan que ver con alguna fórmula perfecta cifrada en números ("las siete claves para...", "los ocho principios de...", "las diez leyes de...") este libro me ha gustado mucho porque, a diferencia de los libros que pretenden dictar cátedra con reglas inamovibles y, supuestamente inviolables, este libro nos ofrece un compendio de 1,000 consejos, no reglas, orientados a ayudar a los diseñadores gráficos que se inician en esta profesión.

Lo interesante es que los mil trucos que ofrece el libro provienen de algunas de las firmas, agencias y diseñadores contemporáneos más notables; además de que, como valor añadido, podemos decir que las sugerencias brindadas muchas veces se contradicen (lo cual indica que no son reglas absolutas y que su aplicación dependerá del contexto), algunas son chispeantes y humorísticas y otras más, son sumamente prácticas. Y bueno, para motivarlos a que lean este libro, a continuación les presento una breve compilación de algunos de los trucos que más me gustaron (están numerados de acuerdo con el número que les ha sido asignado en el libro):


3. Sé realista (o no). Una vez oí a Michael Wolf (famoso por Wolff Olins) describir el proceso del diseño como un viaje a través de una casa llena de distintos tipos de habitaciones. Recuerdo que dijo: "No tequedes encerrado mucho tiempo en la sala de la inspiración": Siempre me ha gustado esta idea. Supongo que es poco como ver demasiados realities en televisión: empiezas a pensar que es la vida real.
6. Cuando estés bloqueado, vuelve siempre al encargo: La respuesta siempre está en el problema que hay que resolver.
8. Rodéate de plantas: Ponles nombre. Riégalas. Es sorprendente ver cómo las actividades más simples pueden generar una actitud positiva en tu trabajo.
9. Invierte en una buena silla de escritorio. Es mucho mejor gastasr un montón de dinero en una silla buena que gastarse el doble en el fisioterapeuta.
12. Coleccionar. Tengo cajas y cajones llenos de revistas, flyers, folletos, libros, planfetos y muchas otras coasas sueltas y objetos que he ido coleccionando con el paso de los años.
13. Lee un libro sobre semiótica. Todo diseñador gráfico (o cualquier artista de la materia) debería poseer al menos ciertas nociones de semiótica. De lo contrario, resuelta imposible definir tu propia obra.
46. Edúcate, mantén una mentalidad abierta, observa todo lo que puedas, anda por las calles y por la vida con los ojos bien abiertos y viaja mucho,
47. Registra tus pensamientos. Hay quien tiene diarios; otros tienen cuadernos de bocetos o listas de tareas.

56. Locura, oscuridad, optimismo: Si existe un leitmotiv en nuestra profesión, nos gusta pensar que es el optimismo. Ya hay bastante locura y oscuridad en el mundo. Siempre que podemos, procuramos diseñar cosas que aporten un poco de luz y alegría.
64. Sé más que un diseñador. Amplía tus horizontes. La mejor inspiración llegará de campos distintos al del diseño.
66. Jamás mantengas un statu quo. Este consejo trata sobre tu forma de percibir un cliente o un trabajo. Jamás trates de estereotipar a un cliente en un campo determinado. Siempre deben pensar que hay algo más que puedes hacer por él.