jueves, 31 de mayo de 2012

Si la fantasía fuera posible...

Hablando de seres míticos, de fantasías imposibles, de sueños que se desvanecen en la nada y nos arrastran hasta el infinito...Hablando de todo eso, es que viene a mi mente el famoso unicornio...

Bestia maravillosa y única, como algunas personas que no son para vivir en este mundo, que son demasiado puras, o demasiado ingenuas o demasiado buenas;

El sueño imposible, la fantasía suprema, el anhelo que todos tenemos, pero que jamás logramos alcanzar...a eso se parece un unicornio.

El unicornio es como cuando creíamos en Santa Claus o el ratón de los dientes...es la promesa de que lo imposible se hace posible.


Me encantaría vivir en la tierra de los unicornios...La tierra donde la nobleza es posible, donde somos capaces de vivir entre fantasía, porque la fantasía no es tonta, no es irrelevante, no es estúpida, no es ingenua. Porque la fantasía conservaría al alma en su estado pura, en su forma danzarina, liviana, alegre, despreocupada y creyente...Creyente en los milagros, en lo imposible.