domingo, 15 de enero de 2012

La última película que vi: "The rabbit proof fence"





"The Rabbit Proof fence" es un drama australiano que cuenta la historia real de tres niñas (mitad aborígenes australianas, mitad inglesas) que fueran arrancadas de su familia y enviadas a un centro de internamiento en el que, bajo la excusa de que se les enseñaba las costumbres de sus padres ingleses, los niños eran educados para ser sirvientes de familias extranjeras asentadas en Australia.



Molly, Daisy y Gracie (la mayor de ellas, de catorce años de edad) deciden escapar y regresar a su casa. La travesía de las niñas dura nueve semanas durante las cuales recorren 1500 millas, durmiendo al aire libre y alimentándose de lo que pudiera proveerles la naturaleza.


Alejándose de los asentamientos humanos y dejando pistas falsas para el rastreador aborígen que las perseguía, dos de las tres niñas lograron regresar a sus hogares. Su hazaña, que mantuvo en vilo a los encargados de asuntos aborígenes en Australia, lastimosamente no las libró de trágicas consecuencias.


"The rabbit proof fence" tal vez no sea una de esas historias hollywoodenses en las que hay un final feliz, rostros de actrices y actores de larga trayectoria, glamour, sexo y diversión, pero sí es una historia que vale la pena ser contada, recordada. Es de esas historias que debió haberse contado hace mucho y de la cual nos podemos enterar gracias a una película sensible e impactante.