martes, 31 de enero de 2012

Lo vio, y recordó los tapetes que tejió en su juventud...

A mi mamá le gusta a hacer ganchillo. Específicamente tapetes. De niña, me cuenta ella, detestaba las sesiones de aprendizaje con aguja en mano a las que la sometía su mamá. Con el tiempo le halló el gusto al ganchillo, superó las habilidades de su severa maestra en tejido empezó a elaborar bolsos tejidos para llevar sus cuadernos y hasta hizo tapetes para vender.


He estado recordando estas vivencias que me contó mi mamá, porque precisamente hace algunos días descubrí "Inita871", una tienda virtual que comercializa tapetes muy parecidos a los que mi mamá elaboró en su juventud. Acá los dejo con algunos de los productos que más me gustaron: