viernes, 20 de enero de 2012

Bajo del mar, bajo del mar...

Jason deCaires tuvo una infancia atípica: Viajó mucho y, casualmente, el destino lo llevó a parajes siempre rodeados por el mar. Fue así como el joven Jason se enamoró del océno y de su fauna.

Con el paso del tiempo este amante del mar incursionó en el arte del grafiti, estudió en reconocidas escuelas de arte y se ganó el favor de la crítica y de muchísimos medios de comunicación internacionales. Del grafiti pasó a la escultura, y como nunca dejó de sentir admiración y respeto por las profundidas oceánicas, un buen día decidió que la mejor galería o museo en el que exponer sus obras era, precisamente, bajo el mar, tal y como se observa en las siguientes fotografías de sus obras escultóricas:























"Underwatersculpture" es el sitio web que compila el innovador trabajo de Jason de Caires Taylor, el único escultor que, hasta el momento, ha hecho de las profundidas océanicas la galería en la que exhibir sus obras. Las estatuas que elabora, de concreto marino con pH neutro que no es dañino para el coral, son sumergidas en aguas marinas transparentes convirtiéndose en hogar de criaturas marinas y en el deleite de quienes esnorquelean o bucean.









Mujeres embarazadas, hombres pensativos, niños soñadores y jardineras son solo algunos de los personajes creados gracias a la maestría artistica de Jason de Caires Taylor un hombre que, tal y como lo explica en su sitio web "es de muchas identidades, cuyo trabajo es la resonancia de su ecléctica vida. Al crecer en Europa y en Asia con su padre inglés y su madre de Guyana alimentó su pasión por la exploración y el descubrimiento..."





"(...) Gran parte de su niñez la pasó en los arrecifes de coral de Malasia en donde desarrolló un profundo amor por el mar y fascinación por el mundo naturla. Esto pudo haberlo animado a a pasar varios años trabajando como instructor de buceso en varias partes del mundo, desarrollando un profundo interés en la conservación de la naturaleza, el naturalismo bajo el agua y la fotografía(...)"












Esculturas durante el proceso de ser sumergidas en el océano