domingo, 22 de enero de 2012

Milimetricamente planeados para parecer espontáneos...

Me encantan los performances improvisados (la verdad no sé si así se les pueda llamar) en centros comerciales, paradas de autobuses y otros lugares públicos.

Milimetricamente planeados para parecer espontáneos, estos maravillosos musicales agregan color y vida a la ajetreada vida citadina. Acá les presento uno de ellos, obtenido del blog "Color me Katie":