miércoles, 24 de agosto de 2011

Reto literario #3: Un libro que sea un placer culposo...






Siempre me pareció un libro rutilante. Telenovelesco. Morboso. Puro sexo, y nada de sustancia. Demasiado mediático. Demasiado pop. Comercial. Sí, talvez sea todo eso, pero adivinen qué...¡¡¡Me encantó!!!!




Admito que lo empecé a leer por la razón que motiva a la mayoría de personas que deciden leer: Por pura curiosidad morbosa, porque el título despierta insanas elucubraciones sobre su contenido, porque la telenovela (basada en el libro) generó escándalo, empezando por el título.




Un día de ociosidad "bajé" de Internet el libro (porque me prometí a mí misma que no gastaría mi escaso dinero en un libro que me daría pena exhibir en mi "mini" biblioteca personal). Lo empecé a leer, me encantó, la historia me absorbió y terminé leyéndolo en un día. Definitivamente el libro es algo porno (pero no llega al extremo de la "literatura" del Marqués de Sade), descriptivo en cuanto a encuentros sexuales se trata y un tanto decadente. Pero la trama es excelente, los personajes bien delineados, hay un poco de todo (amor, drama, tragedia) y un final inesperado que rescata el valor del libro y su función aleccionadora.




Así que ahora, aunque en el pasado me hubiera dado pena admitirlo debo decir que ¡¡¡Me encantó "Sin tetas no hay paraíso". Por eso, este libro es mi placer culposo.