jueves, 18 de agosto de 2011

Parte I: Lo que las abuelas no se hubieran imaginado...

Lo vintage está de regreso: Los lunares y los camafeos; los labios pintados de rojo; las plataformas vertiginosas; los pantalones acampanados y de talle alto. Las chicas (quién se lo hubiera imaginado antes) están vistiéndose con la ropa de sus abuelas. Ellas, las abuelas, estarían orgullosas y felices de que las antiguas costumbres al vestir estén de regreso, sin embargo, estoy segura de que no estarían de acuerdo con las formas vanguardistas y fashionistas que han estado apareciendo últimamente en las calles. Y es que las abuelas no se hubieran imaginado...



Que sus nietas se vestirían con faldas y abrigos peludos. Sí, abrigos "peludos", no porque fueran de "piel", sino porque están hechos de "pelo" (la chica de la fotografía usa una falda de pelo),




Que se pudieran combinar tantos colores, texturas y tendencias...¡Y que nadie sintiera verguenza por salir así a la calle!



Que cargaramos con nuestras obras de arte favoritas en camisetas y faldas,





Que lo vintage regresara, resucitara, con un desparpajo y singularidad jamás imaginado,




Que los chicos usarían faldas.