domingo, 13 de julio de 2014

Y llegó ese día..

Siento aburrir con esto, pero es que es importante lo que voy a escribir. El día de ayer me escribieron por correo electrónico para decirme que no había obtenido el empleo al que apliqué hace poco y sobre el cual les comenté en una entrada que publiqué hace poco. Como es de esperarse, me sentí muy mal. Bueno, todavía por ratos tengo mis ramalazos de tristeza y de lágrima floja.

Lloré. He llorado como una niña. Pero, como les dije hace algunos días, soy resistente como la mala hierba, así que poco a poco se me va quitando este sentimiento tan destructor. Algo que me ha ayudado mucho es escuchar música que me recuerda a mi adolescencia y música que, por lo menos a mí, me parece súper positiva.

He aquí mi lista de canciones anti depresión post entrevista de trabajo: