lunes, 17 de diciembre de 2012

Alimentar es amar, es expresar simpatía...

Siempre he pensado (a pesar de que no sé cocinar y no lo suelo hacer) que cuando el preocuparnos por preparar deliciosas comidas para otros es una forma de genuino amor, empatía y consideración. He pensado en esto después de ver un interesante video en el que una bloguera (que dentro de muy poco les presentaré por este medio) documenta los preparativos que realizó para agasajar con una deliciosa cena a una de sus amigas. Acá está el video, que lo disfruten, les inspire y los motive a amar a través de la cocina: