lunes, 5 de septiembre de 2011

"The Sartorialist" Parte II: Lo que las abuelitas nunca se imaginaron

¿Chicos con las piernas al aire? ¡¡¡Jamás!!! Bueno, eso hubieran dicho mis abuelas. ¿Chicos usando zapatos de vestir sin calcetines? ¡¡¡Jamás!!! Bueno, eso hubieran dicho hace muchos años, pero no ahora. Y con respecto al look androgino o femenino, las abuelas nunca, nunca, nunca lo hubieran consentido.







Mis abuelas hubieran concordaron en que eso de usar ropa arrugada y sin los famosos quiebres no era nada "in". Sin embargo, como dice la canción, en la vida, "cambia, todo cambia".






Antes se usaban "fustán" y "combinación" para que no hubiera ni el más mínimo rastro de la ropa interior que se llevaba por dentro. Hoy, la ropa interior es un complemento más.






Antes, la regla clásica era: Nunca, NUnca, NUNca, NUNCa, NUNCA se combinan estampados. Ahora, la regla es de que no hay reglas.




¿Zapatos deportivos con falda larga? ¿Colores ruidosos? ¿Rayas con lunares? En la "cancha" de la moda, a veces, los más arriesgados jamás reciben tarjeta roja.