jueves, 30 de octubre de 2014

Refashionista

La necesidad es la madre de todas las invenciones. Típico: cuando tienes dinero de sobra gastas a lo tanto, precisamente aquello que después no vas a usar o no necesitas. Pero cuando tienes poco dinero, cada centavo cuenta e inviertes sabiamente, estirando el dinero todo lo que puedes.

Yo he pasado por varias etapas: sé lo que es comprarse una buena prenda, básica para todo armario pero a un precio un poco más elevado y, a la vez, ir a la universidad todos los días con el mismo par de zapatos.

Sé, por tanto, que cuando no se tiene mucho dinero uno es verdaderamente creativo: utilizas prendas básicas, les haces algún cambio para que parezcan nuevas, aprendes a coser y a reparar tu ropa y zapatos...quizás el ejemplo más extremo de ser ahorrativo y, a la vez ingenioso para vestirte, es la bloguera tras Refashionista, un blog en el que nos presenta sus creaciones confeccionadas a partir de prendas de ropa usadas que cada una cuesta, en promedio, $1.00. Acá los dejo con algunas imágenes de las prendas que surgen de manos de esta "refashionista":