miércoles, 1 de octubre de 2014

No hay barreras para el amor

Él es sordo y su gato, ante la necesidad de comunicarse con su dueño, también le habla con señas: