lunes, 24 de febrero de 2014

Audrey y su venadito...

Audrey tenía cuerpo y cara de venadito. Delgadita, de ojos grandes y sonrisa ingenua, Audrey era eso: una venadita que terminó siendo inmortal y mítica y que durante un breve tiempo de su paso por esta tierra se hizo acompañar por un compañero animalito, de nombre Pippin: