martes, 1 de enero de 2013

¿Para qué ser princesa, si puedes ser juez?

Respeto a quien lo permita a sus hijas, pero no me gusta que las niñas se vistan de princesas, a los cincos años sueñen con la boda soñada con su príncipe encantado (porque para empezar, no hay príncipes encantados ni sapos, sino simples seres humanos) y crea que todo en la vida es verse bonita, oír que le digan que es bonita y ser tratada, más que como una princesa, como una reina.

Podría decir que soy parte de ese grupo de personas que describe el periódico El País en el artículo "La guerra contra las princesas llega a Plaza Sésamo", artículo escrito a propósito de dos hechos bastante interesantes que enfatizan el "descrédito" que están sufriendo el estereotipo de la princesa: El primero de estos hecho ha sido la presencia de la juez Sonia Sotomayo en  uno de los programas de Plazo Sésamo para explicar a uno de los personajes que está bien jugar a ser princesa, pero que eso no es una carrera...Una carrera de verdad es ser juez, abogado o médico.  Este primer hecho es el que podrán disfrutar a continuación en el siguiente video:
   El segundo hecho relevante en esta nueva tendencia "contra-princesas" es un video viral en el que una sorprendida Pippa Midleton escucha como una niñita le dice en su cara que "odia a las princesas":

Como ven, actualmente en el mundo princesil no todo es color de rosa...