sábado, 5 de enero de 2013

¡A ordenar!

Sí, lo admito. En el pasado he extraviado libros, chaquetas y mis documentos de identidad. He perdido dinero, extraviado papeles importantes y hasta mi título del bachillerato. No puedo presumir de ser la persona más ordenada del mundo, pero sí puedo decir que eso se acabó porque me he propuesto ser la ordenada persona que jamás he sido y, para ello, qué mejor que Internet para inspirarse a ordenar la casa, botar lo viejo e inservible y darle nueva vida a nuestra vida por medio de los útiles consejos que nos proveen videos como el siguiente: