sábado, 14 de julio de 2012

Presumiendo

Lo que se hace a mano tiene varios plus: Es la obra de arte engendrada por una persona que invierte tiempo, dedicación y creatividad en diseñar y crear un producto único (porque difícilmente dos productos hechos a mano pueden ser 100% idénticos) que no se rige bajo las mismas reglas de mercado que los productos que se obtienen de procesos industrializados. Además, el producto handmade provee empleo (generalmente a mujeres), se convierte en una fuente de satisfacción y orgullo para quien lo elabora y, para quien lo compra, es un artículo que tiene consigo una historia y el toque humano de las manos, los corazones y cerebros que lo crearon.

Lastimosamente, y a pesar de que para la creación de un producto handmade se invierte muchísimo tiempo y constituye una creación artística e individual, no se le tiene mucho apreción, de tal forma que sobra quien diga que es demasiado artesanal, que no está de moda, que es anticuado, que no refleja los valores que desea asociar con su propio estilo de vida (poder, riqueza, etc.)...La lista podría continuar. Y es que para mucha gente, todo lo handmade no tiene el estilo, el "porte", el estilo y donaire de las piezas hechas por algún diseñador famoso que a su vez contrató a obreros de la India o de China o de un país tercermundista como el mío para realmente crear la pieza.

Si no es de marca famosa, no va precedido de una gran campaña publicitaria, si no lo compran los chicos "bien", si no está vínculado con un estatus económico alto...Si no es así, el artículo no vale pena.

Gracias a Dios, a pesar de la situación imperante, todavía hay personas que compran y valoran lo hecho a mano y, a su vez, todavía hay quienes elaboran estos productos, tal es el caso de la empresa "Presumiendo", gracias a la cual puedes obtener los siguientes productos para bebés: