domingo, 25 de octubre de 2015

Mañana saldré a la calle...

Mañana saldré a la calle...
con mallas de diseños ochenteros,
con collares gigantes que rocen el suelo,
con un bolso de peluche,
con el disfraz que guardaba para Halloween...
Mañana...
Mañana iré a Tokio para dejarme fotografiar como habitante de una urbe donde todo puede ser.