sábado, 30 de noviembre de 2013

Mi conejito blanco...

Yo tenía un conejito blanco...

Yo era su amiga y él era el mío...

Dormía conmigo por las noches. Arropados por las mismas sábanas, compartíamos los mismos sueños...


Jugábamos a las escondidas cuando nos bañábamos...

Mi conejito blanco era tan grande como mis anhelos...

y tan chiquito como mi dedo meñique...


Mi conejito blanco, mi dulce conejito blanco...



Ilustraciones de Hanna Kim