lunes, 15 de noviembre de 2010

Para una casa bella...

Siempre he querido una casa grande. No enorme. Simplemente con suficiente terreno para que los sueños y los pensamientos echen a andar, salgan de sus cápsulas y caminen libremente sin tener que toparse con la estruendosa música del vecino y el bullicio de la calle.

Tal vez no sólo quiera una casa grande. Quiero una casa bella. Decorada con amor y con sabor a hogar, con detalles y minucias que te hacen exclamar "¡aquí vive alguien que ama la vida!"

Con esa idea en mente es que desde hace algunos días he guardado todas las fotografías sobre decoración que he encontrado en Internet. Algunas son de Martha Stwart; otras, de blogs sobre manualidades. Aquí les dejo las fotografías para que disfruten un rato y todos juntos sigamos soñando con la bella casa en la que nos encantaría vivir...