sábado, 17 de agosto de 2013

El falso ícono

Las revistas de moda y las grandes firmas comerciales nos hacen pensar de la manera en que ellos quieren. Igual hace la industria cinematográfica, las celebridades...todos nos dicen qué es lo que debe ser bello, correcto, justo.

Creo que en el mundo de la moda las cosas suceden de esa forma. De repente surge un ídolo de masas que viste con ropa que a casi ningún mortal le queda bien, como si fuera a una fiesta disfraces o como si su único objetivo es llamar la atención, sea como sea. A estas celebridades se les alaba el ego diciéndoles que se ven guapísimos en sus outfits y que debiéramos emular su "estilo".

Personalmente, cinco íconos actuales de moda a los que creo se subestima demasiado, son los siguientes:

Anna Dello Russo: De ella hay que admirar la valentía que tiene para ponerse ciertas prendas que solo ella puede, y sabe, usar.


Anne Hathaway me parece que es una mujer hermosa, pero que a veces no sabe qué es lo que realmente le queda mejor.

Esta chica (cuyo nombre no recuerdo) es la ex-cuñada de una de las princesas de Mónaco. Convertida en un ícono mundial y protagonista de muchas campañas publicitarias, ha sido proclamada como "la chica a la que todos deben imitar". Personalmente no me desagrada su estampa, pero no creo que sea para tanto y que todo lo que se ponga realmente le favorezca.
...mi favorita como ícono falso: Sarah Jessica Parker. Por años me he preguntado a qué se debe la obsesión por la imagen de esta actriz que ha tenido la suerte de que confundamos su papel en una exitosa serie con la mujer que es en la vida real.Bueno, creo que yo misma me he dado la respuesta: como en la serie "Sex and the city" hace el papel de mujer estilosa, la gente asume que cuando en la vida real aparece vestida como esperpento, es porque eso es lo que debe estar de moda.
Y las últimas de la lista son...Las gemelas Olsen. Recuerdo que en el pasado se les criticó mucho porque parecía que al vestirse siguen una fórmula un tanto al estilo Henry Ford: "¿Quieres colores? Entonces...escoge negro?" Sin embargo, ahora estas gemelas son alabadas por su estilo, el cual a mí, la verdad, sigue sin convencerme.

Si bien es cierto no admiro ni me encanta la forma en que visten estas cinco mujeres, creo que es rescatable el hecho de que pueden vestir de manera horrorosa (desde mi punto de vista), pero lo hacen con garbo, elegancia y gran seguridad. De seguro, por la vida y por el mundo anda muchísima gente que sin vestir costosas prendas tienen más gusto y estilo que ellas, pero que
por no desplegar el garbo y la seguridad necesaria pareciera que la ropa no les sienta bien.

Esto es una gran lección para todos: Todos podemos gestionar la forma en que queremos ser percibidos, solo depende que tengamos la valentía y la seguridad para hacerlo.