lunes, 25 de febrero de 2013

¡Yo también quiero un perro bolso!

No me importa que digan que es fachoso, que no es propio de una gala, que es demasiado kitsch...no me importa sentirme impresionada por el desparpajo y audacia con que la pequeña Quvenzhane Wallis pasea a sus perro bolsos por cuanta alfombra roja le toca pasar.

Perro bolsos azules, con brillo, bicolores...parece tener uno para cada atuendo y cada ocasión y, como mencionó el periódico El País, los porta con tanto estilo como si de un Prada se tratase, tal y como lo muestran las siguientes imágenes:




















Cuando veo a Quvenzhane Wallis no dejo de recordarme a mí misma cuando era niña e insistía en ir a eventos formales cargando cajas en las que guardaba mis libros y colores. Da gusto ver a niñas como ella que todavía se comportan y visten como tales, sin poses de súper modelos y de pseudo mujeres. ¡Bien por Quvenzhane Wallis y sus perro bolsos!